top of page
Buscar

Y un día...

Y un día aprendes que no necesitas complacer a todos para ser aceptado. Que no eres responsable de la felicidad de otras personas sino de la tuya. Que el peso del mundo no está sobre tus hombros, no eres Dios.

Un día aprendes que no tienes que editarte para conseguir la aprobación de los demás, que el que te ama, ama quien eres -transparente, sin editar y con todos tus defectos-. Que tener un gran corazón, ser amable y generoso no significa permitir que la gente te dé por sentado, necesitas conocer tus límites pero aun así creer que es mejor dar que recibir.

Y un día aprendes que todos los que te rodean no son tus amigos, y cuando no tienes nada más que ofrecer, se irán. Que la clave del éxito es creer en ti mismo, tus límites están en tu cabeza.

Y un día aprendes que necesitas amarte a ti mismo primero, y cuando lo hagas, todo encajará en su lugar.

 





43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page