top of page
Buscar

No hay sueños GRANDES!


Hace unos años me di cuenta de esto mientras escribía un ensayo:


De niños tenemos grandes sueños. Todos queremos ser astronautas, pilotos de carreras, estrellas de cine, cantantes famosos, científicos, etc. Para nosotros (como niños) esas cosas son posibles; después de todo, "sueña en grande y lo conseguirás".


Para los adultos, nuestros sueños son fantasiosos, y a menudo nuestros padres o ciertas situaciones terminan por convencernos de ello. A medida que crecemos, nuestros sueños se convierten en eso: una FANTASÍA. Terminamos renunciando a nuestros sueños en aras de volvernos "realistas", pero a menudo esa "realidad" en última instancia conduce a la infelicidad, la insatisfacción, el resentimiento e incluso a una sensación de fracaso.


Ahora, les pregunto qué pasaría con este mundo si todos hubieran renunciado a sus sueños. ¿Si las ideas fantásticas o locas de alguien nunca se hicieran realidad porque le prestaron atención a las opiniones de otras personas? Tal vez todavía estaríamos atrapados en la edad de piedra, ¿verdad?


"Todas las cosas son imposibles mientras lo parecen" (Concepción Arenal).


Las mentes pequeñas siempre quieren limitarte, hacerte creer que estás loco, te dicen que tus sueños son imposibles y hasta se burlan de ti; pero lo hacen simplemente porque no pueden soñar en grande o porque tienen miedo de hacerlo. Miedo a la pérdida, al fracaso, a salir lastimado... pero "Cuántas cosas perdemos por miedo a perder" (Paulo Cohelo).


Solo los valientes se arriesgan, piensan en grande, se ponen las botas de combate o los guantes de boxeo, se deshacen de las malas vibras, fijan la mirada en Dios y luchan por sus sueños.


Con fe todo es posible; si lo crees, ¡puedes hacerlo!


Cuando alguien te diga: "No puedes hacerlo", responde: "Mira cómo lo hago".


El mundo le pertenece a los valientes, a los que se atreven. Cuando te caigas (porque lo harás) levántate y sigue. Hazlo una y otra vez. Si al final pierdes, lo harás con la satisfacción de haberlo intentado. Ya estarás un paso más allá de aquellos que no lo intentan, y eso te dará el derecho a caminar con la cabeza en alto.


Mi sueño siempre ha sido convertirme en cineasta y ganar un Oscar. Puede que todavía esté lejos de lograrlo, pero con trabajo duro, dedicación y perseverancia, creo que algún día caminaré por la Alfombra Roja. Nunca es demasiado tarde para empezar a soñar o luchar por tus sueños. ¿Qué estás esperando?


"Apunta a la luna. Incluso si fallas, habrás alcanzado a las estrellas".


Si caminas con Dios, ya estás en el camino correcto.


Entonces, ¿cuál es tu sueño?


 

Visualizing a Dream. © 2015 Arbe Aguilera

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page